Por Guillermo Aboumrad, Director de Estrategias de Mercado de Casa de Bolsa Finamex

El 30 de noviembre, la SHCP dio a conocer el informe sobre las finanzas públicas al mes de octubre de este año. De acuerdo con el reporte, en ese mes se observó una disminución al gasto neto pagado de -7.6% en términos reales con respecto a igual mes de 2014. En el periodo julio-octubre, el gasto neto pagado cayó -4.2%. Dicha tasa contrasta con la observada en el primer semestre del año, de un avance del gasto neto pagado de 7.4% en términos reales. De acuerdo con la mejor estimación de la SHCP realizada para el cierre del ejercicio de finanzas públicas para este año y presentada con los Criterios Generales de Política Económica para 2016, se estima que en los últimos dos meses del año, el gasto neto pagado se contraiga en -10.2% respecto a igual periodo de 2014. Para 2016, la contracción al gasto público podría ser cercana al 2% en términos reales.

Los recortes al gasto público anunciados a principio de año para el ejercicio 2015, no se dieron en el primer semestre del año, posiblemente por las elecciones. En este contexto, y bajo la afirmación de la SHCP en la presentación de los Criterios Generales de Política Económica hace unos meses, de que todavía eran necesarios entonces esperábamos el recorte a partir de las cifras de la segunda mitad del año. En octubre la caída ya fue más importante y los impactos en la economía ya comenzaron a sentirse. Nuestros estimados del PIB para este año y el próximo (2.4% y 2.7%) en línea con el consenso de analistas ya incorporan dichos recortes. También, es de resaltar que los reportes de Cemex e Ica del tercer trimestre ya los mencionan y serán interesantes los del cuarto trimestre por la aceleración de la contracción del gasto.

El Banco de México sigue manejando la tesis de que una vez que concluyeran las elecciones federales de este año, la base monetaria moderaría su tasa de crecimiento. Sin embargo, la base monetaria creció en el mes de octubre 17.7% en términos reales respecto a igual mes del año pasado. Es decir, no se ha moderado nada el crecimiento y las elecciones fueron en junio pasado. También son ya varios meses de que comenzó la contracción del gasto público y tampoco cedió el crecimiento de la base monetaria.

El Banco de México da otra explicación del crecimiento excesivo de la base monetaria y es por efectos remanentes de la Reforma Hacendaria y otros cambios en el uso de medios de pago. También subraya que deberían ser temporales pero al décimo mes del año, estos impactos no se han disipado y preocupa que sean permanentes. El crecimiento de la base monetaria en términos reales por encima de la inflación, coincide también con el retroceso de (-) 0.4% (en términos reales) de este año del uso de tarjetas de crédito bancario pudiendo señalar que se utiliza más billetes y monedas en la economía como medio de pago y ahorro para evitar la fiscalización.

Este texto es de carácter estrictamente informativo y no constituye una oferta o recomendación de Casa de Bolsa Finamex ni por parte de CFOs Más Innovadores.