Por Antonio Gil
Director de Administración y Finanzas de Prinsel

La turbulencia en los mercados y la incertidumbre económica mundial y local hace que los directores de finanzas estén vigilantes a todas las áreas del negocio para detectar las oportunidades de innovación que permitan no solo la continuidad del negocio, sino también su crecimiento.

Las empresas deben afrontar un ambiente de negocios con alta volatilidad, turbulencia en los mercados, incertidumbre económica mundial y local, así como una diversidad de eventos económicos internos que hacen que la estrategia de negocio deba reevaluarse y aplicar nuevas iniciativas.

Ante esta realidad, los Directores Financieros (CFOs) deben fungir como agentes estratégicos de los Directores Generales (CEOs), a fin de dar mayor certidumbre al logro de los objetivos establecidos.

Esto no es sencillo, ya que el CFO debe desarrollar una Visión y un Pensamiento de amplio espectro, teniendo dentro del “Radar” todos los indicadores que afecten el desempeño del negocio, los cuales entre otros pueden ser:

  • Crecimiento del PIB de las principales economías, especialmente Estados Unidos.
  • Comportamiento del Precio del Petróleo y Tipo de Cambio de las monedas más fuertes.
  • Políticas Económico-Monetarias de los principales bloques económicos.
  • Diferentes datos internos de nuestro país.

El CFO debe tener la FLEXIBILIDAD para establecer no solo una estrategia, sino varias a la vez; así, en caso de que una falle, implementar otra con rapidez. Si bien el CFO no puede predecir el futuro, sí puede minimizar los efectos negativos de las situaciones imprevistas que sabe que pueden ocurrir y que afectan al patrimonio de los accionistas.

En tiempos de VOLATILIDAD CAMBIARIA, como los que estamos viviendo, donde el peso establece nuevos techos históricos, las coberturas cambiarias son un buen aliado para enfrentar la turbulencia.

En lo que se refiere a la CADENA DE ABASTO Y SUMINISTRO, hay que identificar las áreas de oportunidad, tal como sustitución de productos de similares condiciones con precios más competitivos.

ASEGURAR LA LIQUIDEZ del negocio es fundamental. Podemos eventualmente salir con pérdidas y volver a recuperarnos; pero no podemos quedarnos sin liquidez, pues es el oxígeno del negocio.

Otro aspecto importante es la generación y promoción de un pensamiento creativo de nuestro RECURSO HUMANO. Hay que generar ambientes de trabajo retadores y estimulantes que propicien equipos de trabajo de alto desempeño. La innovación en los procesos o modelos de negocio y las mejores ideas regularmente nacen de ellos.

Es vital contar con una PLATAFORMA TECNOLÓGICA adecuada que proporcione el análisis de la información, y al mismo tiempo procure la seguridad en los sistemas internos a fin de evitar intrusiones de terceros. La empresa tiene que hacer todo lo necesario para que los sistemas de información sean un factor diferenciador.

Sin duda los elementos comentados no son nuevos, pero el rol estratégico e innovador del CFO se ha vuelto determinante para afrontar de mejor manera los desafíos que el entorno actual de negocios demanda.

Antonio Gil
Director de Administración y Finanzas
Princel